Los 10 imperdibles de un viaje a La Toscana


La Toscana es una región que reúne infinidad de cosas. Es ideal para los amantes del arte, del patrimonio cultural, de los pueblos medievales, de los paisajes, del vino y de la buena comida. Cuando pienso en mi viaje a La Toscana lo primero que me viene a la mente son sus infinitas colinas onduladas y verdes, sus largas carreteras con hileras de cipreses y poder disfrutar de un increíble paisaje con una buena copa de vino blanco en la mano.
La mejor forma de recorrer esta zona de Italia es hacerlo con tu propio vehículo y con calma, y a poder ser, adentrarse en las carreteras más secundarias rodeadas de viñedos. Lo ideal es dedicarle al menos 9 días, pero si además puedes combinarlo con una escapadita a la cercana Liguria y visitar los magníficos pueblos de Cinque Terre, la experiencia será perfecta!

Qué no debes perderte si visitas La Toscana?

1. Lucca

Mi primer contacto con La Toscana fue Lucca. Quizás por este motivo y porque no sabía muy bien lo que me iba a encontrar, me sorprendió tanto. Alquilamos unas bicis y nos dispusimos a recorrer sobre dos ruedas las múltiples calles y su muralla en forma de estrella, que actualmente es un paseo peatonal. 

Murallas de Lucca

A medida que vayamos paseando nos encontraremos con el Duomo di San Martino, con la impactante Iglesia de San Michele in Foro y podemos subir además a la Torre Guinigi, conocida por tener un pequeño jardín en su parte superior y por ofrecer unas vistas geniales de toda la ciudad. 
Iglesia de San Michele in Foro, Lucca
Duomo di San Martino, Lucca

No debe faltar una visita a la plaza más famosa de Lucca, la Plaza del Anfiteatro, construida sobre las ruinas del antiguo anfiteatro romano y con una característica forma ovalada. 
Plaza del Anfiteatro, Lucca

Y no te olvides de probar el dulce típico de Lucca, el Frate, una especie de rosquilla bañada en chocolate que podrás encontrar en varios puestos callejeros. Aún salivo solo de pensarlo...

2. Florencia


Aunque Florencia requiere un post por sí sola, no puede faltar en una lista de lo imperdible de La Toscana. Esta maravillosa ciudad, que rebosa arte por todos lados, es ideal para pasearla y descubrir sus rincones y preciosas iglesias como la Santa Maria Novella o la Santa Croce. No debe faltar nunca (entre otras muchas cosas) una visita a su enorme e increíble Duomo, admirar las diversas esculturas en la Piazza della Signoria, recorrer las orillas del río Arno y cruzar el Ponte Vecchio, disfrutar de unas fantásticas vistas a toda la ciudad desde la Piazzale de Michelangelo o admirar las obras de arte en la Galleria dell'Accademia.

Ponte Vecchio, Florencia
Piazza de la Signoria, Florencia
Duomo de Florencia

3. Arezzo

En medio de este pueblo medieval se encuentra la plaza más bonita de Arezzo, la Piazza Grande. Destaca por un lado por su forma característica de trapecio y por estar inclinada, y por el otro lado por albergar varios edificios de distintos períodos y estilos como el Palazzo delle Logge, el Palazzo del Tribunal y casas antiguas con balcones de madera y pequeñas torres.
Piazza Grande, Arezzo

Pasear por Arezzo es más que suficiente para disfrutar de este lugar, pero si te gusta el arte quizás es de tu interés la Basílica de San Francisco, conocida por albergar los coloridos frescos "La leyenda de la Cruz" (precio 6€, en mi opinión demasiado), o la Casa Vasari, convertida en museo.
Arezzo

4. Cortona

Este pequeño pueblo amurallado situado en lo alto de una colina está rodeado de valles y de grandes paisajes. Conocida por aparecer en el best-seller de Frances Mayes y más tarde en la película "Bajo el sol de la Toscana", no es de extrañar que Cortona sea un lugar un tanto concurrido en los meses de verano. Merece mucho la pena recorrer sus callejones medievales, descubrir sus palacios y disfrutar de una típica comida italiana en alguno de sus excelentes restaurantes.
Calles de Cortona

Sin duda una imagen típica de Cortona es la de la animada Piazza della Republica con el Palazzo Comunale presidiéndola, que invita a sentarse en alguna de sus terrazas y a disfrutar de su entorno.
Piazza della Republica, Cortona

5. Montepulciano

Dominando el Valle de Orcia se encuentra este pueblo amurallado situado en lo alto de una colina y rodeado de verdes colinas con olivos y viñedos. Algunos de estos viñedos producen el admirado vino Nobile de Montepulciano, por lo que se trata de un lugar perfecto para degustar y comprar vino.
Montepulciano
Alrededores de Montepulciano

En su plaza principal, la Piazza Grande, destaca el Palazzo Comunale del siglo XIV, el Duomo o Catedral de Santa Maria Assunta y el Palacio Nobili-Tarugi. 
Palazzo Comunale (Piazza Grande), Montepulciano
Piazza Grande, Montepulciano

Además de perderse por sus calles merece la pena visitar la Iglesia San Biagio, situada a las afueras de Montepulciano. Además, si tu visita coincide en agosto, no te pierdas la famosa "Bravio delle botti", una competición entre barrios que tiene lugar por las diferentes calles de Montepulciano.
Iglesia San Biagio, Montepulciano

6. Pienza

Este pequeño pueblecito que también forma parte del Valle de Orcia fue reconstruido por Piccolomini, quien se acabó convirtiendo en el Papa Pío II y consiguió transformarlo en una joya del Renacimiento declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO en el 1996.


Su plaza principal con forma trapezoidal está formada por 4 edificios: el Palazzo Piccolomini, el Duomo en el centro, el Palazzo Borgia y el Palazzo Comunale o Ayuntamiento con su campanario de ladrillo.
Duomo de Pienza

Además desde Pienza se puede disfrutar de algunas de las mejores vistas al típico paisaje verde de colinas infinitas de La Toscana.
Vistas desde Pienza

7. Siena

No hay viaje a La Toscana que no pase por la maravillosa Siena, un pueblo amurallado que pese a su turismo ha conseguido conservar toda su esencia y que es Patrimonio Mundial por la UNESCO. No olvides que por su interior no pueden circular los coches!

El punto álgido es sin duda su Piazza del Campo, una preciosa plaza con forma de abanico en la que destaca la fuente de Gaia y el Palazzo Publico (o Ayuntamiento) con su enorme campanario, la Torre de Mangia. No dudes en entrar y subir los muchos escalones para llegar a la parte más alta del campanario y tener unas magníficas vistas de Siena. Esta plaza es famosa además por ser dónde se celebra la fiesta del Palio, una carrera de caballos al estilo medieval que enfrenta a los diferentes barrios de Siena.
Piazza del Campo, Siena
Vistas de Siena desde la Torre de Mangia

Otro punto destacado es la Plaza del Duomo y su imponente catedral gótica, más espectacular incluso que la de Florencia o Pisa. Merece la pena entrar, ya que su interior sigue siendo impresionante con sus pavimentos repletos de mosaicos. La entrada a la catedral cuesta 4€, pero puedes comprar OPA Si Pass por 12€ si te interesa además visitar el Baptisterio, la Cripta, el Museo y el Panorama.
Duomo de Siena

Además de callejear, disfrutar de los pequeños rincones o recorrer sus mercados al aire libre hay otros lugares que merecen la pena visitar como son la Piazza Salimbeni (que alberga el palacio con el mismo nombre), el Palazzo Piccolomini, la Fortaleza Medicea o la Basílica de Santo Domingo.
Calles de Siena
Basílica de Santo Domingo

8. Monteriggioni

De minúsculo tamaño, Monteriggioni más que un pueblo es una fortaleza anclada en lo alto de una colina. A lo lejos y a medida que nos acercamos, iremos divisando su muralla datada del año 1.213, con forma más o menos circular y sus 14 torres originales.
Monteriggioni

Al entrar, veremos que Monteriggioni se recorre en poco tiempo ya que consta de una plaza, la Piazza Roma, y unas pocas calles. A lo que le dedicaremos más tiempo será a recorrer su muralla y a contemplar el estupendo paisaje desde ella.
Piazza Roma, Monteriggioni
Murallas de Monteriggioni

9. San Gimignano

Conocida como la Manhattan medieval, San Gimignano ofrece un skyline con 13 torres imposible de encontrar en ningún otro lugar. Cómo debería ser si aún estuvieran en pie las 72 torres originales?
Skyline de San Gimignano

Con un casco antiguo en perfecto estado de conservación, no es extraño que este pueblo medieval esté considerado Patrimonio Mundial por la UNESCO. Es de estos lugares de los que cuesta salir: pasear por sus calles, disfrutar del ambiente en la Piazza del Duomo, probar un exquisito helado en la famosa heladería de la Piazza Cisterna (llamada así por el pozo que alberga) o degustar el vino blanco Vernaccia contemplando el típico paisaje de La Toscana son algunas de las cosas que se pueden hacer aquí.
Piaza Cisterna, San Gimignano
San Gimignano
San Gimignano

Además, para los más macabros, San Gimignano es famoso también por alojar el Museo de la Tortura, con una exhibición de instrumentos de tortura de varios tiempos y lugares.

Un consejo si llegas en coche: es un lugar muy turístico y por dónde los coches no pueden circular, así que llega pronto para encontrar aparcamiento fuera de la muralla!


10. Pisa

Pisa es mundialmente conocida por su monumental Plaza del Duomo o Piazza dei Miracoli, formada por un amplio prado verde con 4 obras maestras blancas: el famosísimo Campanario o Torre Inclinada, el Camposanto o cementerio con forma de claustro, el cilíndrico Baptisterio y el enorme Duomo o Catedral de Santa Maria Assunta, con una fachada de mármol blanco y bronce espectacular. Otro lugar más de La Toscana que, pese a su elevado turismo, te deja con la boca abierta!
Piaza dei Miracoli, Pisa
Duomo y Baptisterio, Pisa
Torre inclinada de Pisa

Desde aquí se puede llegar caminando a la pequeña pero curiosa Iglesia Santa Maria della Spina, de estilo gótico y que llama la atención por su decoración exterior.
Iglesia Santa Maria della Spina, Pisa

Si quieres saber más cosas de Italia...

- Venecia en 2 días

- Más allá de Venecia: Murano, Burano y Torcello

Y recuerda que pinchando aquí puedes hacer tu reserva en Booking.com y  pinchando aquí tendrás 30€ de descuento en tu primera reserva con Airbnb!!

Soy Irene, farmacéutica de formación y adicta a viajar. Mi próximo objetivo es recorrerme el mundo durante varios meses, sin prisas. De momento, me conformo con exprimir al máximo esos 30 días de vacaciones al año y escribir en este blog mis experiencias viajeras, normalmente con la mochila a los hombros. Así que... bienvenid@ a mi mundo! Espero que te guste!

8 comentarios

Write comentarios
Irene Somoza
AUTHOR
lunes, 14 septiembre, 2015 delete

Qué post más súper completo y que ganas me han entrado de ir a la Toscana, una cuenta pendiente desde hace tiempo. Imprescindibles y apuntandísimos San Gimignano y Siena. ¡Me encanta ese rollo decadente!

Un saludo tocaya,

Ire

Reply
avatar
lunes, 14 septiembre, 2015 delete

Hola tocaya!

Claro que tienes que ir a la Toscana, te prometo que te va a encantar!! Eso sí, si puedes no vayas en pleno verano, me han contado que hace mucho calor y que hay gente y gente por todas partes.

Un abrazo y gracias por el comentario! :)

Reply
avatar
Raluca Irimia
AUTHOR
martes, 31 mayo, 2016 delete

Wow, qué imágenes! En verano tengo previsto viajar a Italia, espero llegar a través de estos lugares de ensueño. Gracias por el artículo.

Reply
avatar
Trastevere
AUTHOR
lunes, 07 noviembre, 2016 delete

Lo que más me gusta es San Gimignano y Roma. Dos lugares increibles para visitar si haces una escapada a Italia.

Reply
avatar
miércoles, 09 noviembre, 2016 delete

Hola Raluca!

Espero que tu viaje por Italia fuera estupendo! Un abrazo!

Reply
avatar
miércoles, 09 noviembre, 2016 delete

Hola!!

Gracias por tu comentario!! A Roma fui hace poquito y es una pasada, aunque creo que me quedo con Florencia....

Un saludo!

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
viernes, 16 junio, 2017 delete

Arezzo no es muy conocida pero es la mejor ciudad de ver despues de Florencia, muy bonita la verdad.

Reply
avatar
viernes, 16 junio, 2017 delete

Muchas gracias por tu mensaje!! Toda la razón, Arezzo es preciosa! Aún recuerdo estar en su plaza inclinada... aiixx quiero volver!!!

Reply
avatar