Congost de Mont-rebei, el desfiladero más bonito de Catalunya

16.7.15 0 Comments A+ a-



Entre las comarcas de La Noguera y Pallars Jussà y justo en la frontera entre Catalunya y Aragón se encuentra el Congost de Mont-rebei, de los pocos desfiladeros que se mantienen más o menos vírgenes sin la presencia alguna de infraestructuras como carreteras o líneas eléctricas.
Gracias a un estrecho camino excavado directamente en la roca, es posible recorrer los 2 km de pared de más de 500 metros de altura siguiendo el recorrido del río Noguera Ribagorçana. El paisaje es tremendamente espectacular y es sin duda una de las rutas más bonitas que se pueden hacer en el Prepirineo catalano-aragonés. Por esto mismo se está volviendo un lugar un tanto concurrido, por lo que para disfrutar lo máximo posible lo mejor es evitar ir los fines de semana y festivos.

Existen varias opciones para realizar este recorrido. La más popular tiene una distancia de 4 km y comienza en el aparcamiento La Masieta, desde dónde se bifurcan dos caminos válidos: el antiguo (que es inundable según la época del año ya que discurre a unos 10 metros de altura del río) y el de Les Tarteres (que sigue el GR-1). Esto permite hacer una ruta circular y probar un camino a la ida y el otro a la vuelta.
Distintas rutas al Congost de Mont-rebei


Nosotros decidimos realizar una ruta bastante más larga (11,5 km solo ida, en total unas 8 horas con paradas) y comenzar desde el pequeño pueblecito de Corçà, justo al otro extremo del barranco. Este recorrido tiene algunos tramos con algo de desnivel y otros un poco resbaladizos, pero en general es una ruta que no conlleva dificultad.

Empezamos subiendo a la pequeña ermita Mare de Déu de la Pertusa, situada en la punta de un acantilado y desde la que se tienen unas vistas increíbles al pantano de Canyelles. Además aquí también se encuentran los restos de un antiguo castillo medieval. 
Ermita Mare de Déu de la Pertusa
Vistas al pantano de Canyelles desde la ermita de la Pertusa
A partir de aquí lo único que tenemos que hacer es seguir las señales rojas y blancas del GR-1 y disfrutar del maravilloso paisaje que nos vamos encontrando durante el camino. 
Vistas durante la ruta al Congost de Mont-rebei
Vistas durante al ruta al Congost de Mont-rebei
Llegaremos a la entrada del congost de Mont-rebei, con ambas paredes de piedra delimitando Catalunya (derecha) de Aragón (izquierda). 
Entrada al Congost de Mont-rebei


Entrada al Congost de Mont-rebei


Antes de adentrarnos, podemos desviarnos un poco y seguir las señales que nos llevarán al vertiginoso puente colgante de Siegué que une Aragón con Catalunya, cuyo suelo metálico nos permite ver la caída de casi 40 metros a nuestros pies.
Puente de Siegué


Rehacemos el camino y comenzamos a recorrer los 2 km del desfiladero. Los más miedosos se pueden ayudar de los pasamanos ubicados a lo largo del camino, pero en general la anchura es suficiente para que pasen 2 personas. 
Camino durante el recorrido por el Congost de Mont-rebei
Congost de Mont-rebei


Sin duda, en mi próxima visita me encantaría hacer el recorrido en kayak y disfrutar de las paredes del desfiladero desde abajo. Además, y aunque no estoy de acuerdo con este tipo de atentados en contra de la naturaleza, desafiar al vértigo pasando por la famosa pasarela de Montfalcó (ya en Aragón) debe ser toda una aventura.
Pasarelas de Montfalcó (www.escapadarural.com)


Y recuerda que pinchando aquí puedes hacer tu reserva en Booking.com y  pinchando aquí tendrás 35€ de descuento en tu primera reserva con Airbnb!!

Y si necesitas un seguro de viajes con una buena cobertura, por ser lector de mi blog tendrás un 5% de descuento en tu seguro MONDO! Solo tienes que pinchar en la siguiente imagen para contratarlo:

Soy Irene, farmacéutica de formación y adicta a viajar. Mi próximo objetivo es recorrerme el mundo durante varios meses, sin prisas. De momento, me conformo con exprimir al máximo esos 30 días de vacaciones al año y escribir en este blog mis experiencias viajeras, normalmente con la mochila a los hombros. Así que... bienvenid@ a mi mundo! Espero que te guste!