Diario de New York - Tercera parte



Día 6: Este día empezamos visitando el Financial District. Lo más recomendable es visitar esta zona de lunes a viernes, que es cuando puede verse el ambiente real. Trabajadores y ejecutivos/as vestidos/as impecables, con su traje y taza de café en mano, llenan la calle de Wall Street.
En la intersección de Wall Street con Broadway se encuentra la Trinity Church, de entrada gratuita. Puede visitarse también su cementerio en el exterior, donde hay enterradas diversas celebridades.
Trinity Church

En Wall Street se encuentra la NY Stock Exchange, es decir, la bolsa de NY. Desde los atentados del 11S ya no se puede visitar su interior así que hay que conformarse con verla desde fuera. Más adelante está el Federal Hall National Memorial, donde George Washington fue nombrado primer presidente. Actualmente sirve de museo de éste mismo y de los comienzos de los EEUU y la entrada es gratuita. Otro edificio es el Federal Reserve Bank, el banco más importante de los 12 que forman la Reserva Federal y que entre otras muchas cosas, decide el tipo de cambio del dólar.
NY Stock Exchange / Federal Hall National Memorial

Aprovechamos para visitar el cercano South Street Seaport, un barrio histórico con edificios comerciales originales del s.XIX. Además de puestos ambulantes entre los que pasear, hay muchas tiendas, bares, un museo y el mercado de pescado Fulton Fish Market. En el Pier 17 hay atracados barcos de vela históricos como el Ambrose y Peking, además de galerías comerciales desde  las que se tienen unas vistas geniales del Brooklyn Bridge. 
Brooklyn Bridge

South Street Seaport

Continuamos paseando hasta llegar a la St Paul's Chapel, que sirvió de lugar de descanso y refugio de los trabajadores que ayudaron en los rescates del 11S. 
St Paul's Chapel

Más adelante nos encontramos con unos de los 20 rascacielos más grandes de NY, el Woolworth Building, que quiere parecerse a una catedral gótica por sus adornos y gárgolas. Aquí la entrada a los turistas está prohibida. Llegamos hasta el City Hall Park, un parque tranquilo donde se encuentra el City Hall, el cual es el ayuntamiento más antiguo de todo EEUU y sigue en activo. Puede visitarse gratis entre semana, pero se tiene que reservar con antelación. Aquí podéis reservar el tour, que puede ser en grupo o más personal dependiendo del día de la semana. Otro edificio característico en este parque es el Manhattan Municipal Building.
City Hall Park / Woolworth Building

City Hall / Manhattan Municipal Building

Desde aquí llegamos al famoso Chinatown, que sirve tanto de residencia como de zona comercial. Está lleno de restaurantes de distintos tipos de comida asiática, que se concentran sobretodo alrededor de Mott Street, la calle principal. También hay cantidad de puestos donde venden comida y sobretodo tiendas de falsificaciones bastante conseguidas de ropa, bolsos, relojes... A veces las falsificaciones las esconden en sótanos de forma ilegal, por lo que si te interesa algún producto te llevarán a través de pasillos oscuros hasta su almacén. Aunque no pasa nada, la sensación de que te van a secuestrar no te la quita nadie (testimonio real). En un principio este barrio no me gustó sobretodo por su suciedad, pero después de haber estado en Chinatown de San Francisco me gustó menos aún. Éste último es muchísimo más auténtico, más limpio y más bonito.
Chinatown

Continuamos hasta Little Italy, casi absorbida por su vecino Chinatown. Este barrio se reduce prácticamente a una calle y por mi parte no hay demasiado a destacar. Eso sí, si te apetece comida italina este es el lugar! 
Little Italy

Cerca que el barrio de Tribeca, un lugar que está bastante de moda y conocido por ser donde viven varios famosos como Robert de Niro o Scarlett Johanson. Cuando empezaron a subir los precios de los alquileres en Soho, los jóvenes talentos se mudaron al este barrio y desde entonces le ha hecho la competencia. También está lleno de galerías de arte, tiendas, bares y restaurantes, pero el Soho me gustó mucho más. Ya era muy tarde así que aquí nos resguardamos del calor agobiante en el restaurante mejicano Papatzul, muy bueno! Lo que quedaba de tarde se lo dedicamos a hacer algunas compras en tiendas a las que le habíamos echado el ojo en el Soho y a descansar en el apartamento, ya que al día siguiente nos teníamos que levantar a las 4!

Día 7: Fue el día más agotador de todos ya que visitamos Washington. Para ver el post pincha aquí.

Día 8: Bastante cansados por el día anterior, nos dirigimos hacia el Museum of Modern Art o MoMA ($25), considerado un santuario del arte moderno. Hay obras maestras como "La Noche Estrellada" de Van Gogh, "La Persistencia en la Memoria" de Dalí o "Las Señoritas de Aviñón" de Picasso, y diversos cuadros de Andy Warhol y Pollock. Si no eres un apasianodo/a de la pintura como yo, la 4ª y 5ª planta son las más interesantes. Y si quieres tomarte un descanso, puedes sentarte en una terracita al aire libre llena de esculturas un tanto extrañas. Sinceramente, este museo nos decepcionó un poco.
MoMA


MoMA

Caminamos hasta llegar al Radio City Music Hall, un edificio de estilo Art-Deco y conocido por ser una de las salas de espectáculos más importante del país. Este edificio pertenece al complejo comercial y de entretenimiento Rockefeller Center. En la entrada a este complejo a través de la 5ª avenida están los Channel Gardens, decorados con fuentes y esculturas de peces de bronce. Estos jardines desembocan en la Lower Plaza, presidida por la escultura dorada de Prometeo y que se utiliza como terraza y restaurante en verano y como pista de hielo en invierno. 
Rockefeller Center

En la planta 70 del edificio General Electric se encuentra el mirador Top of the Rock ($29), que puede reservarse por horas y evitar hacer colas. Si tuviera que elegir entre este mirador o el del Empire State Building, sin duda elegiría Top of the Rock. Aunque no es tan alto, las vistas a Central Park por un lado y al Empire por el otro son de lo mejorcito del viaje, una pasada!
Top of the Rock
Top of the Rock

Top of the Rock

Volvemos a la 5ª avenida para visitar la St Patrik's Cathedral, de entrada gratuita. Se hace raro ver una catedral tan grande rodeada del caos de Manhattan y de tantos rascacielos. Justo enfrente está la entrada trasera del International Building con su escultura Atlas.
International Building / St Patrick's Cathedral

Paseamos hasta la Diamond Row, entre la 5ª y 6ª avenidas, una calle llena de joyerías con miles de diamantes. Hasta las farolas tienen forma de diamante! Continuamos hasta Times Square que, aunque es menos impresionante que de noche, también merece la pena verlo a la luz del día aunque solo sea por los personajes que te puedes encontrar.
Diamond Row / Times Square

Seguimos hasta llegar a la NY Public Library, la biblioteca más famosa de la ciudad. El edificio por fuera ya es bonito, pero su interior lo es mucho más. Aprovechamos que la entrada es gratuita para recorrer algunas de sus 20 salas, merece la pena! 
NY Public Library

Junto a la biblioteca se encuentra el Bryant Park, un oasis de tranquilidad en medio de los rascacielos de Manhattan. Nada más sentarme en una de las muchas sillas disponibles supe que sería uno de mis lugares preferidos de NY, volvería solo para poder sentarme tranquilamente una mañana bajo el sol! Tiene conexión Wi-Fi gratuita y los lunes de los meses de verano se proyectan clásicos del cine en una pantalla gigante. En invierno casi todo el parque queda ocupado por una enorme pista de patinaje de hielo.
Bryant Park

Lo que quedaba de tarde se lo dedicamos a pasear por la 5ª avenida y ver sus tiendas. Entramos a Tiffany&Co, la tienda de Apple, la de Nike... Podéis entrar también en la enorme juguetería Fao Schwarz, donde hay un teclado de piano gigante en el suelo sobre el que tocar canciones con los pies.
Tiffany&Co / Apple Store

Como ya habíamos cogido el ferry de día a Liberty Island, esta noche elegimos coger el ferry a Staten Island y tener unas vistas diferentes a la ciudad. Mereció mucho la pena! El trayecto dura alrededor de 1h y al ser verano pudimos salir perfectamente a la cubierta. Es algo que recomiendo que haga a todo el mundo, ya sea de día o de noche. Además de que es gratuito, te permite tener unas vistas geniales a Manhattan. Aquí podéis consultar los horarios, pero circula durante las 24h del día con más o menos frecuencia dependiendo del momento y se coge en la terminal Whitehall de Battery Park. 
Ferry Staten Island

Ferry Staten Island

Día 9: Último día en NY! Preparamos nuestras piernas para hacer toda la ruta planeada caminando. Comenzamos por Union Square, una plaza en la que cada lunes se celebra el Green Market, un mercado de comida orgánica. Aunque no era lunes, la plaza estaba llena de puestecitos, la mayoría de flores. Continuamos hasta el Gramercy Park, un parque de acceso privado solo para los habitantes del vecindario. 
Union Square / Gramercy Park

En un momento nos encontramos frente al Flatiron Building (el nombre real es Fuller Building), en Madison Square Park. Es uno de los rascacielos más antiguos y a mi parecer más originales, ya que al construirse en una manzana triangular su forma es muy característica. Como curiosidad, su forma provoca un túnel de viento calles arriba, por lo que en los años 20 los mirones se situaban estratégicamente para ver los tobillos de las señoras tan preciados por aquel entonces. 
Flatiron Building

Flatiron Building

Muy cerca está el Madison Square Garden, un pabellón donde actualmente juegan equipos de baloncesto y hockey sobre hielo, pero que también se utiliza para otro eventos como combates de boxeo y conciertos. Volvemos a pasar por Herald Square, una plaza agradable donde nos sentamos a descansar un rato y donde se encuentra el Herald Center, un centro comercial. 
Madison Square Garden / Herald Square

Pasamos por delante del Empire State Building para verlo desde cerca de día y llegamos hasta Park Avenue o 4ª avenida, donde hay varios edificios interesantes. Entramos al hotel de lujo Grand Hyatt, con su fachada de cristal y su hall con decoración neoclásica intacta. Delante suyo está el Chanin Building.
Empire State Building

Continuamos caminando y ya de lejos comenzamos a ver otro de los símbolos distintivos de NY, el Chrysler Building. Con su arquitectura Art-Deco, fue el edificio más alto del mundo hasta que el Empire le quitó el puesto. Está revestido de acero inoxidable y su estilo es único. Solo pudimos entrar hasta el vestíbulo, que es lo permitido a los turistas.
Chrysler Building

Llegamos hasta la Grand Central Terminal, la estación de trenes más grande del mundo. Es una visita obligada ya que su interior es realmente bonito, con sus lámparas colgando de los pasillos, el famoso hall que aparece en muchas películas y el reloj del vestíbulo principal. Además en la planta baja hay un centro comercial lleno de tiendas y restaurantes de todo tipo, así que aprovechamos y nos quedamos aquí a comer. Aquí hay un restaurante muy famoso, el Oyster Bar, conocido por sus ostras. Delante de éste está la Whispering Gallery (galería de los susurros), donde si dices algo muy bajo contra una de las columnas, alguien que pase por la columna contraria oirá lo que dices.
Grand Central Terminal
Grand Central Terminal

También entramos en el The Daily News Building, que fue sede del periódico Daily News de NY. Además es conocido en el cine por ser donde Clark Kent trabajaba como periodista cuando no era Superman. Continuamos hasta un mirador desde el que puede verse la sede de United Nations, que incluye un número importante de edificios como el Secretariat Building, que es el que más destaca.
The Daily News Building / United Nations

El día iba de edificios, así que paseando por Park Avenue íbamos viendo algunos como el MetLife, el Helmsley, el Waldorf Astoria Hotel o la Saint Bartholomew's Church. Llegamos hasta la avenida Madison, donde está el IBM Building, el cual tiene un vestíbulo público acristalado en el que nos sentamos, con cafeterías, plantas y esculturas .
Metlife Building / St Bartholomew's Church
Terraza IBM Building

Para acabar el día, nos dirigimos hasta la 2ª avenida con la 60th para coger el teleférico a Roosevelt Island. La misma tarjeta de metro ilimitada nos sirvió, sino es el mismo precio que el de un billete sencillo. El trayecto duró poco, pero tuvimos muy buenas vistas de Manhattan, del Chrysler Building, de United Nations, el río Hudson y el distrito de Queens. La isla en sí no me gustó demasiado. 
Teleférico a Roosevelt Island

Cogimos el teleférico de vuelta y volvimos ya al apartamento, al día siguiente nos toca levantarnos a las 3 de la mañana para coger el vuelo a San Francisco! Empieza nuestra ruta por la costa oeste de EEUU!

Si además quieres saber qué hacer gratis en New York, quizás te interese mi post: 10 cosas gratis que hacer en New York.

Y recuerda que pinchando aquí puedes hacer tu reserva en Booking.com y  pinchando aquí tendrás 30€ de descuento en tu primera reserva con Airbnb!!

Soy Irene, farmacéutica de formación y adicta a viajar. Mi próximo objetivo es recorrerme el mundo durante varios meses, sin prisas. De momento, me conformo con exprimir al máximo esos 30 días de vacaciones al año y escribir en este blog mis experiencias viajeras, normalmente con la mochila a los hombros. Así que... bienvenid@ a mi mundo! Espero que te guste!