Parque Nacional de Corcovado y playas de Osa (Costa Rica)


Cuando preparábamos este viaje, lo que tuvimos claro desde un principio es que queríamos ir al Parque Nacional de Corcovado, ya que vimos que es la zona de Costa Rica menos turística (cuesta más de llegar) y con una biodiversidad enorme.
Puedes llegar aquí cogiendo un bote desde Sierpe a Drake o por Puerto Jiménez. Nosotros escogimos la primera opción porque vimos que era la más sencilla de las dos.
Desde Manuel Antonio a Sierpe se tarda más o menos 2h y media. Una vez allí tienes que buscar el restaurante Las Vegas (fácil de encontrar), que es desde donde salen las lanchas a Drake. Además, allí está el personal que te guarda el coche en un párquing privado durante los días que vas a estar en Drake.

El precio de la lancha es $15 por persona solo ida (nada barato, pero las vistas durante el trayecto merecen la pena). En Drake no hay cajeros, así que id con suficiente dinero.
Sierpe (Costa Rica) / trayecto en lancha

Nos alojamos un total de 4 noches en el hotel Finca Maresia, sin duda el mejor hotel de todo el viaje. Nosotros estuvimos con Juan (uno de los 2 socios españoles) y fue él el que se encargó absolutamente de todo: nos reservó plaza en las lanchas y todos los tours que escogimos, además de ayudarnos en todo y más lo que quisimos. El precio es $60 por noche con desayuno y se trata de unas cabañas de madera perdidas en medio de la naturaleza. Además dispone de una zona común, donde haces vida con los demás huéspedes (compartes mesa durante el desayuno y la cena), lo que crea muy buen ambiente.

Recuerda que pinchando aquí tendrás 15€ de descuento en tu reserva con Booking.com y pinchando aquí tendrás 35€ de descuento en tu primera reserva con Airbnb!!
Finca Maresia

Llegamos a Sierpe con suficiente tiempo para coger la lancha de las 11:30h. El trayecto dura aproximadamente 1h y media. La lancha nos dejó en medio del agua, así que tienes que ir preparado con pantalones cortos y calzado que se pueda mojar! El agua de la playa de Drake no invita a bañarse ya que como en ella desembocan 2 ríos, está bastante sucia... Al llegar, Juan nos estaba ya esperando para llevarnos al hotel (queda a unos 2km del pueblo, pero él te hace todos los transfers que necesitas). 

Contratamos un tour nocturno con guía para ver sobre todo ranas de colores. Justo al empezar ya empezó a chispear y al cabo de una rato cayó una cortina de agua que nos dejó empapados! Al menos pudimos fotografiar a unas cuantas ranitas...
Ranas en Corcovado
Para el día siguiente teníamos contratado un tour por el Parque Nacional de Corcovado ($85 por persona). Todos los tours en esta zona son carísimos, reserves donde lo reserves... y una vez hechos pienso que el precio es un poco abusivo. 

En el Parque Nacional de Corcovado existen dos épocas: la muy lluviosa y la lluviosa (con eso lo digo todo). En principio en noviembre no tiene que llover ya tanto, pero nosotros no tuvimos esa suerte. Teníamos mucha ilusión puesta en estos días, y merecieron la pena porque es una zona muy exótica, poco turística y diferente al resto. Pero yo no pude disfrutarlos igual por culpa de la lluvia, está claro que con sol todo se lleva mejor! 
A las 6am nos esperaba una lancha en la playa de Drake que nos llevaría al parque (1h de trayecto). Ya en la lancha empezó a llover, así que una vez llegamos nos dirigimos hacia el refugio de La Sirena. Cada vez llovía más y más!!! Da igual que lleves chubasquero o chaqueta impermeable, acabas mojado igualmente. Existe la opción de alojarte en este refugio y desde aquí hacer excursiones, pero una vez lo vimos yo no se lo aconsejo a nadie. Le faltan varios puntos de limpieza, duermes en una zona común en colchones de a saber cuando tirados en el suelo, el baño no tiene luz (aún me pregunto como se duchaba la gente...). 

Pese a que la lluvia no paraba decidimos salir. Este día hubiera sido genial con sol, también por el hecho de que durante la lluvia los animales tienden a esconderse y cuestan más de ver. Pudimos ver poca cosa, a destacar monos de varias especies (aullador, tití, carablanca...) y una cría de boa constrictor. Nos faltó ver el tapir y los cocodrilos... Durante la excursión tuvimos que pasar a través de varios ríos y el agua nos entró por las botas de agua varias veces, así que si habíamos conseguido conservar una sola parte de nuestro cuerpo seca, duró bien poco!! La lluvia empezó a aflojar y paramos a comer, el paisaje es muy distinto a todo lo que habíamos visto hasta ahora.

Parque Nacional de Corcovado

Para el día siguiente teníamos claro que haríamos la caminata por el sendero de la costa: bonito y gratis! En la entrada del hotel nos esperaba un "taxi" para llevarnos hasta playa San Josecito y así hacer el sendero hasta Drake. El taxi consistía en un quad destartalado, el conductor y su hijo. Vaya cuadro! El hijo sentado en la parte de delante con las mochilas, el padre conduciendo, yo detrás agarrada al padre y mi chico detrás mío agarrado a mi. Y aún son capaces de llevar hasta a dos personas más!! La verdad que el trayecto fue corto pero muy divertido. Tuvimos que pasar por dos ríos; para el primero no hubo problema y pasamos los 4 cuatro subidos en aquella motillo. Pero el segundo río (río Claro) estaba crecidito y el quad no pasaba con los 4 encima. El padre y mi chico se bajan y cruzan el río a pie (les cubría hasta la cintura) y yo me quedo cual princesa subida en el quad y el pobre crío conduciendo.

El camino del sendero es muy bonito: vas pasando por distintas playas, que aunque no son de arena blanca, a mi me parecieron geniales. Además estábamos solos! El sol salía y se volvía a esconder, pero nos bañamos igualmente. Hacer este sendero (unas 4h) a pleno sol tiene que ser duro. Hay un momento que tienes que cruzar obligatoriamente río Claro para poder continuar. Hay la opción de que un señor que está por allí y que hace algunos tours te cruce en canoa el río, pero no tiene licencia y no nos lo aconsejaron así que decidimos pasarlo andando. Yo iba un poco cagada por el pequeño hecho de que es posible que haya algún cocodrilo rondando... 


Playas en la península de Osa (Corcovado)
Guacamayos rojos en Corcovado
Playas en la península de Osa (Corcovado)

Río Claro (Corcovado)

Para saber más sobre mi ruta de 17 días por Costa Rica, pincha aquí

Y si necesitas un seguro de viajes con una buena cobertura, por ser lector de mi blog tendrás un 5% de descuento en tu seguro MONDO! Solo tienes que pinchar en la siguiente imagen para contratarlo:

Soy Irene, farmacéutica de formación y adicta a viajar. Mi próximo objetivo es recorrerme el mundo durante varios meses, sin prisas. De momento, me conformo con exprimir al máximo esos 30 días de vacaciones al año y escribir en este blog mis experiencias viajeras, normalmente con la mochila a los hombros. Así que... bienvenid@ a mi mundo! Espero que te guste!