Manzanillo, el caribe de Costa Rica

10.7.14 0 Comments A+ a-



Después de coger la primera lancha del día del Parque Nacional de Tortuguero a las 6am y recoger el coche, ponemos rumbo a Manzanillo, nuestro último punto del viaje! Descartamos ir a Cahuita, además de por falta de tiempo, porque habíamos leído que era mucho más turístico. En cambio Manzanillo nos pareció que sería ideal para ponerle punto y final a este viaje.
El trayecto duró alrededor de 4h, lo más pesado fue llegar hasta Limón ya que el tránsito de camiones es enorme.
Una vez pasado Limón, la carretera y el paisaje no tienen nada que ver! Ya podemos ver el Mar Caribe, qué ganas de bañarnos que tenemos! Antes de llegar a Manzanillo pasamos por Puerto Viejo, un pueblecito con bastante vida lleno de paradas y restaurantes. Llegamos a Manzanillo y para nada nos habíamos equivocado con nuestra elección.

El pueblo es pequeñísimo, con carreteras sin asfaltar y alguna que otra soda. La gente que vive por esta zona del país no tiene nada que ver con el resto: hablan una mezcla rara entre inglés y español, escuchan música reggae, van descalzos por la calle, son super tranquilones (pero muy simpáticos)... vamos, que no tienen ni idea de lo que es el estrés!

Al llegar buscamos nuestro alojamiento: cabinas Sumaqtiktaq. A parte del nombre raro y que no está indicado en ningún sitio, aún estamos esperando a que nos abran la puerta! Hasta 3 veces fuimos, pero nadie nos abrió. Vale que no había timbre...pero me colé por la puerta del jardín y allí nadie asomó la cabeza. Desde Barcelona les escribí para que supieran de mi enfado, y según ellos nos estuvieron esperando todo el día... sí, sí, sí...  Al final nos alojamos en Cabinas Bucus ($40 la noche sin desayuno), bastante básicas y con olor a humedad, pero la propietaria fue muy amable con nosotros.

Y una vez resuelto el problema.... a la playaaaa!!! Comimos en la soda Maxi's, ya que habíamos oído hablar del restaurante Maxi's (justo al lado) por su famosa decoración del Barça. La comida en la soda fue normal, al restaurante ni fuimos ya que habíamos leído que era caro para la calidad que ofrecía. Al acabar de comer nos dirigimos hasta la playa Punta Uva.
Playa de Manzanillo / Punta Uva


En esta zona tienes infinidad de actividades para hacer, como por ejemplo: 

- Alquilar unas bicis y pasear, pudiendo llegar incluso a Puerto Viejo.

- Contratar algún guía para que te haga un tour: yo leí muy buenas críticas del dueño de Cabinas Bucus.

- Hacer un tour para ver delfines.

- Visitar un refugio muy cerca con animales en rehabilitación, donde puedes ver perezosos bebé y coger a monos. Si hubiéramos tenido más tiempo hubiéramos ido seguro, pero abre solo por las mañanas.

- Ver el desove de la tortuga Baula: en noviembre no es época, pero vimos fotos de tortugas realmente gigantes así que tiene que ser espectacular verlas!

Como solo teníamos un día, decidimos contratar el tour de delfines ($50 por persona) a través del hotel. Nos encontramos con el guía, un hombre muy gracioso bajito y con una barriga enoooorme. También nos acompañó su hijo, que iba con ropa de verano pero con un gorro de lana... con el calor que hacía! Cogemos la lancha y nos vamos hasta Punta Mona. Los primeros 5min no vemos nada de nada, pero de repente empezaron a aparecer delfines por todas partes! No daba tiempo ni a fotografiarlos todos! Fue una experiencia muy chula.

Delfines en Punta Mona (Manzanillo)


Después de un buen rato viendo delfines, y que yo ya estaba mareada, nos fuimos hasta la playa de Punta Mona, una zona protegida. En principio el tour continúa haciendo snorkel en esta playa, pero en noviembre el agua está un poco revuelta y no hay buena visibilidad. Me quedó claro que noviembre no es el mejor mes para visitar este país... Nos relajamos un ratito mientras que el padre y su hijo consiguen coger de una palmera una pipa (especie de coco del que se bebe el agua de dentro) y un coco, que nos pelaron en 1 segundo con su machete! Estaba riquísimo!!!
Punta Mona

Regresamos a Manzanillo y decidimos dar un paseo por el Refugio Nacional de Gandoca Manzanillo. Al no ser parque nacional es totalmente gratuito, pero claro, los caminos no están señalizados ni tan bien adaptados. Es un paseo muy bonito por el que te vas encontrando varias calas preciosas. Aquí tampoco conseguimos ver ningún oso perezoso, y eso que se supone que hay a montones!
Refugio Gandoca Manzanillo

Para saber más sobre mi ruta de 17 días por Costa Rica, pincha aquí

Recuerda que pinchando aquí tendrás 15€ de descuento en tu reserva con Booking.com y pinchando aquí tendrás 35€ de descuento en tu primera reserva con Airbnb!!

Y si necesitas un seguro de viajes con una buena cobertura, por ser lector de mi blog tendrás un 5% de descuento en tu seguro MONDO! Solo tienes que pinchar en la siguiente imagen para contratarlo:

Soy Irene, farmacéutica de formación y adicta a viajar. Mi próximo objetivo es recorrerme el mundo durante varios meses, sin prisas. De momento, me conformo con exprimir al máximo esos 30 días de vacaciones al año y escribir en este blog mis experiencias viajeras, normalmente con la mochila a los hombros. Así que... bienvenid@ a mi mundo! Espero que te guste!